Devialet Phantom: Los altavoces más revolucionarios de los últimos años

Devialet Phantom: Los altavoces más revolucionarios de los últimos años

Fecha: 14/01/2017
Tags:

La marca francesa Devialet no deja de sorprendernos, en menos de 5 años ha acumulado más de 160 premios de audio y diseño, mucho más que cualquier otro competidor, fabricando amplificadores de alta gama.

En muchos sentidos, Devialet se parece mucho a Apple. Ambas compañías desarrollan tecnologías innovadoras, las envuelven con un gran diseño y las venden en tiendas que hacen que los clientes se sientan atraídos.

Cuando Devialet anunció a finales del año pasado que estaba introduciendo “una nueva categoría de productos de audio”, nadie se pudo imaginar un producto como el Phantom. Un sistema de música de una sola pieza, con su increíble diseño y la estética de la cienca ficción, es la punta de la lanza de la compañía.

El Phantom es un equipo todo en uno, es decir amplificador, fuente y altavoces, en una sola pieza espectacular.

El Phantom incorpora la misma tecnología propietaria utilizada por el célebre y galardonado D200. Es un reproductor digital capaz de transmitir de forma inalámbrica 24bits / 192kHz sin tener cualquier tipo de pérdida.

Devialet hasta hace poco comercializaba dos variantes de este modelo: El Phantom “a secas” y el Silver Phantom. Ambos altavoces utilizan la misma tecnología y los mismos transductores de aluminio, pero se diferencian esencialmente de la entrega de potencia. El modelo más sencillo incorpora un amplificador fe 750 watios y altanza una presión sonora de 99dB, en cambio el Silver Phantom llega a los 3.000 watios y alcanza los 105dB, para que os hagáis a la idea la presión sonora sería equivalente a la que puede producir una motocicleta grande.

Lo más sorprendente de todo y cuando ya pensábamos que este producto no se podía mejorar, ha sido con el lanzamiento del Gold Phantom. Incorpora grandes cambios este nuevo Phantom en comparación con sus dos hermanos, para empezar su amplificación llega a los 4.500 watios de potencia, que se traducen en una presión sonora de 108dB, sería el ruido equivalente al del motor de reacción de una avioneta.

Además, han substituido su DAC de Texas Instruments por un conversor propio que utiliza la tecnología de Devialet ADH (Analogue Digital Hybrid). Esto significa que combina un amplificador Clase A (Analógico) con un amplificador clase D (digital), para maximizar el rendimiento de ambas tecnologías con las fuentes.

Además el tweeter del Gold Phantom, está hecho con una de las aleaciones más puras de Titanio que existen actualmente (Grado 1), esto le sitúa en lo alto de la escala de dureza-densidad de los metales, permitiéndole llegar hasta los 27kHz.

Volver