Hi-Fi año 2014: Nuevos conceptos

Hi-Fi año 2014: Nuevos conceptos

Fecha: 04/03/2014
Tags:

Actualmente la mayor parte de audio de Alta Fidelidad está almacenada en forma digital. Con los avances en la compresión sin pérdida, con la musica en streaming,  los formatos de audio en HD, el almacenamiento multi-terabyte y los nuevos DACs , ¿Los ordenadores se están ganado un lugar entre los equipos de audio de gama alta? ¿En qué momento el precio?

Hi-Fi es sinónimo de alta fidelidad. En concreto, es la reproducción más fidedigna de una señal de audio a través de un equipo electrónico y unas cajas acústicas en comparación con su fuente original. 

La grabación, los aparatos electrónicos y el entorno de escucha, son una parte esencial del efecto y la calidad final del sonido reproducido. Contando con todos estos factores, podemos afirmar que la reproducción del audio grabado nunca sonará exactamente igual que el original. Sin embargo, puede llegar muy cerca.

La Hi-Fi High End, a menudo se asocia con conceptos casi esotéricos: Amplificadores de tubo, Cables de plata, Interconexiones bañadas en oro, y un largo etc... Sin embargo, a menos que usted sea dueño de una docena de estanterías de discos de vinilo, la mayor parte de su audio de alta fidelidad probablemente se almacena y se almacenará, en un formato digital asequible, ya sea en medios ópticos (como CD, DVD, SACD....) o en formatos de almacenamiento magnético, en forma de archivos en disco duro.

Con el fin de reproducir ese contenido en alta calidad, se necesitan algunos componentes diferentes al del propio ordenador o a los altavoces autoamplificados tipicos de ordenador, usted necesita algún equipo, para extraer y tener acceso a la información (un lector de CD, tal vez). Si quiere más calidad es necesario convertir la señal digital de nuevo en analógica, para ello necesitaremos algo llamado un convertidor de digital a analógico o DAC. 

Además necesitará un amplificador, para que esta señal sea suficiente para que los altavoces la puedan reproducir. Y, por último, se necesita los altavoces o los auriculares, que son los encargados de crear las ondas de  presión de sonido, que mueven el aire a tu alrededor en las frecuencias correctas que marcan la señal de nuestra fuente.

El desafío para nosotros como entusiastas de la Alta Fidelidad, de la electrónica y de la informatica, es que el audio sin comprimir ocupa mucho espacio en disco. Una corriente estéreo con calidad de CD utiliza dos (canales) a 24 (bits por muestra) por 44.100 (muestras por segundo) = 2116,8 Kb / s. Un CD de 60 minutos, sin comprimir, necesita 635 MB de almacenamiento aproximadamente. Esto, antes era una cantidad enorme de información, y tanto para los discos duros que existían antes, como para las conexiones de internet ( que tenian 1Mb de bajada).

La solución fue la compresión con pérdida en forma de MP3 (primero) y AAC (más tarde), que abordó el tema de la capacidad con una calidad de compromiso considerada aceptable por la mayoría de los consumidores. Pero los audiófilos se opusieron a la idea. Lo que consistía era en convertir ese CD de música que pesaba sobre los 700 MB en otro formato para que pesara menos de 150 MB. Lógicamente esta reducción de MB implíca una pérdida de información.

Por supuesto, hoy en día disfrutamos de unidades de discos duros de varios terabytes, conexiones de banda ancha muy rápidas, velocidades de datos inalámbricos impensables en aquella epoca, y sobretodo unas nuevas formas de compresión sin pérdidas avanzadas como FLAC y ALAC, el último de los cuales puede reducir a la mitad el tamaño de un archivo de audio sin ninguna  pérdida calidad.

Y así, la historia cambia. De repente, tenemos un disco duro de 90€ de 1 TB que puede almacenar hasta 3.000 CDs en su calidad nativa. Esto es un montón de espacio liberado en nuestras estanterías, en las que guardabamos nuestros CD´s. Actualmente la compra y descarga de un nuevo disco solo nos ocupa unos minutos como máximo. Encontrar un álbum o una cancion de la colección se hace rápidamente. En las tiendas on line jamás rompen stocks. Y si realiza una copia de seguridad de su biblioteca musical, nunca se perdera o se degradará. ¿Qué más se puede pedir?

La parte analogica del equipo de música es más tradicional, y se puede llegar hasta donde realmente queramos . ¿Pero un ordenador tradicional, puede ser la fuente ideal digital para un sonido real?. Afortunadamente, los dispositivos de alta fidelidad complementarios para los ordenadores son cada vez más comunes. Y si la calidad de los equipos más tradicionales de alta fidelidad puede ser lo más real posible, también podemos convertir nuestros ordenadores en la fuente de audio final.

Pero ¿cuáles son las opciones de audio Hi-Fi para un ordenador hoy en día?, ¿Y más importante aún, que precio tiene? Actualmente, estamos analizando las diferencias en la calidad del sonido, las características y los precios de algunas piezas especiales de hardwarecapaces de convertir su sistema en la más alta máquina de Hi-Fi. 

En un próximo post daremos a conocer los resultados de estos analisis.

 

Volver