¿Qué es el AirPlay?

¿Qué es el AirPlay?

Fecha: 15/05/2013
Tags:

El iPod y sus descendientes ha tenido un gran efecto en la industria del Hi-Fi. Desde el momento en que Apple desarrollo el ya conocido conector “dock” para el iPod de tercera generación en adelante, toda la industria del Hi-Fi ha estado trabajando para acomodar el iPod en sus equipos, de una forma que no había sucedido antes con ningún equipo.

Pero desde el mismísimo inicio, toda la variedad de conectores “dock” de los iPods, en todas sus formas, tamaños (y precios), todos han tenido en común el mismo problema. Todos requerían de coger el iPod físicamente y conectarlo a la estación “dock”. Esto significa que, cojas tu aparato, que lo has adquirido por una interfaz de una calidad sin igual, y ponerlo en un sitio donde no puedas interactuar mas con él, y tengas que hacerlo a través de un pequeño mando a distancia de plástico. Viéndolo lógicamente, no parece la mejor opción de hacer las cosas.

No le costó mucho a alguien darse cuenta que había una mejor forma de hacerlo. En lugar de dejar tu iPod en un conector, ¿Por qué no enviar la información directamente desde tu iPod al amplificador y altavoces de forma wireless (sin cables)? Esta es una idea bastante simple de imaginar, pero tanto el iPod original, como sus sucesores, no son dispositivos que puedan funcionar wireless; los primeros intentos dependían en acoplar un dispositivo adicional al iPod para conseguirlo. Pero esta no es la forma de funcionar de Apple, una empresa que le gusta hacer las cosas simples para el usuario, y que de cuantos menos aparatos físicos necesites, mejor. Así que empezaron a desarrollar una nueva tecnología llamada AirPlay.

El concepto del AirPlay (mandar información de forma wireless desde un equipo Apple) ha estado en nuestra mente desde antes de lo que la gente cree. El primer método de mandar audio vía wireless desde la librería de iTunes a otro equipo, fue AirTunes, y lo crean o no salió al mercado en 2004. AirTunes mandaba información desde su librería de iTunes a un equipo Apple que pudiera estar conectado a su Hi-fi. Este fue un paso revolucionario para ser el año 2004, pero AirPlay que debuto en 2010, va un paso mucho mas allá.

Lo primero y más importante, AirPlay cubre el uso del iPod Touch, iPhone y iPad, como equipos desde los que transmitir. No necesita un ordenador de por medio encendido para usarse, y puede sentarse donde sea, con su increíble interfaz en su mano, y controlar toda su música con el propio aparato de Apple. Segundo, el contendio que su equipo puede mandar por stream se ha incrementado exponencialmente, a parte de la librería de iTunes, pude enviar audio por “stream” desde una gran variedad de aplicaciones desde su Apple, directamente al receptor, y no sólo audio, sino que si el receptor lo permite, también puede enviar video y fotos.

La tercer gran mejora, es además, la mas importante. Mientras que AirTunes hizo mas fácil el transmitir audio a un sistema existente, AirPlay ES el sistema. Con cualquier equipo con amplificador y altavoz incorporados (como por ejemplo el “zepellin” de Bowers & Wilkins) y con soporte para Wi-Fi, podemos hacer un “all in one” (todo en uno) sistema de altavoces que tiene el tamaño y la forma perfecta para adaptarse a los requerimientos modernos. Una vez conectado su equipo Apple al sistema de altavoces, su equipo de Apple se convierte en la fuente del audio, mientras que el otro equipo solo es el receptor. Y lo que es más importante, también puede mandar la música directamente desde su librería iTunes de su ordenador o MAC, ¡sin ningún tipo de conexión física!

El otro gran beneficio del AirPlay es que soporta más de un equipo simultáneamente. Puede tener mas de un equipo que soporte AirPlay y cada equipo le saldrá como seleccionable cuando pulse el icono del AirPlay. Esto significa que su equipo de Apple se convierte en el punto de control central para una multi-habitación con varios sistemas de sonido, todo sin cables y sin tener que hacer cambios en su casa. Después puede ajustar el volumen de cada uno de estos equipos independientemente, y puede seleccionar la opción que todos los aparatos reproduzcan la misma canción.

El Airplay enfatiza en la idea de escuchar la música que tiene en su equipo de Apple a través de unos altavoces, y aún ser capaz de utilizar e interactuar con el, con otras aplicaciones simultáneamente. Hay una gran variedad de material que puede enviar a través del AirPlay, y lo mas importante, cada vez hay mas equipos que lo soportan.

Pero esta comodidad, no tiene un precio en calidad. Cuando usted establece la conexión entre su equipo de Apple y su receptor, la codificación usada es básicamente la misma que la de “Apple Lossless”. Es capaz de soportar en streaming muestras a 44.1 kHz sin tener perdidas, esto significa que es capaz de soportar, tanto una señal de calidad CD, como un señal comprimido.

Volver