Siete ventajas de los proyectores láser

Siete ventajas de los proyectores láser

Fecha: 02/07/2015
Tags:

El mercado de los proyectores láser se está consolidando poco a poco. La oferta de soluciones de este tipo pensadas para instalaciones domésticas aún no es muy amplia, pero cada vez hay más, y, además, sus prestaciones son muy interesantes. Quizás algunos recordéis el modelo K750 que presentó Acer hace casi tres años, un proyector Full HD con tecnología híbrida láser-LED que ya entonces apuntaba maneras.

Desde entonces han llegado al mercado otras propuestas similares que nos han permitido entreverlas ventajas que conlleva esta tecnología si la comparamos con los dispositivos que recurren a la iluminación proporcionada por las habituales lámparas UHP. Sobre el papel, los proyectores láser representan un paso adelante muy significativo desde el punto de vista de la fiabilidad, la durabilidad, la sostenibilidad, e, incluso, la calidad de imagen. Veamos por qué nos interesa tenerlos en cuenta.

Siete razones para prestarles atención

Antes de seguir adelante debo reconocer que, aunque he visto «en acción» varios proyectores láser, todavía no he tenido la oportunidad de analizar ninguno de ellos con la calma necesaria como para formarme una opinión sólida acerca de su calidad de imagen. Aun así, la utilización de una fuente de iluminación láser aporta un conjunto de beneficios bien documentados que nos viene muy bien conocer, sobre todo si tenemos en mente comprar un nuevo proyector para nuestra instalación a corto o medio plazo. Entremos en materia:

  • 1. Mayor durabilidad. El diodo láser puede alcanzar las 20.000 horas de funcionamiento sin necesidad de mantenimiento.
  • 2. Vida útil más larga. La mayor parte de los fabricantes asegura que el láser de sus proyectores tiene una vida útil sin fallos de hasta 10 años.
  • 3. Mayor fiabilidad. La probabilidad de que el diodo láser sufra un fallo que nos obligue a reemplazarlo es sensiblemente inferior a la de que se averíe una lámpara UHP.
  • 4. El nivel de brillo máximo que puede entregar un dispositivo con láser azul es superior al de un proyector equipado con una lámpara UHP.
  • 5. El rendimiento del diodo láser no se «erosiona» con el uso, por lo que es capaz de entregar un nivel de brillo constante durante toda su vida útil, que, como hemos visto, puede dilatarse hasta los 10 años.
  • 6. No hay tiempo de calentamiento. Al contrario que las lámparas UHP, los diodos láser son capaces de entregar su máximo nivel de brillo de una forma prácticamente instantánea.
  • 7. Su consumo es inferior, por lo que, si vamos a utilizar el proyector con cierta frecuencia, lo notaremos en la factura de la electricidad.

Volver