Sonus Faber nos presenta su nueva gama Olympica

Sonus Faber nos presenta su nueva gama Olympica

Fecha: 08/10/2013
Tags:

Un sonido de lujo solo se consigue con los materiales más nobles del mundo y una tecnología puntera al alcance de muy pocas compañías. Este es el caso de la marca italiana Sonus Faber que ha creado para el disfrute de todos los audífolos la gama de altavoces Olympica. Presentan una estética increíblemente cuidada en homenaje al famoso arquitecto Andrea Palladio y su teatro Olympica.

El diseño es bastante llamativo, todos los modelos cuentan con una caja fabricada en madera de nogal y están disponibles con un acabado de madera natural o e grafito negro. La forma y demás características de estas cajas hacen que la resonancia disminuya considerablemente, estimulando el flujo de aire para optimizar la respuesta acústica de los altavoces en cualquier lugar donde estén colocados. Se han lanzado 3 versiones de estos altavoces, los Olympica I, II y III.

El Olympica I es un monitor de estantería con unas dimensiones de 354 x 222 x 368 milímetros. Cuenta con una configuración de dos vías compuesto por un tweeter de 29 mm Arrow Point DAD 29XR2 y un woofer de 150 milímetros de neodimio para sacar unos graves más claros y nítidos. Tienen una impedancia de 4 ohm, una sensibilidad de 87 dB y una respuesta en frecuencia de entre 50 Hz y 30 KHz.

Por encima de este primer modelo tenemos el Olympica II, un producto muy parecido al anterior pero con un tamaño considerablemente más grande, ya en formato torre presenta unas dimensiones de 1055 x 370 x 472 milímetros. Incluye el mismo tweeter y driver de medios que su hermano pequeño a los que se suma un nuevo altavoz de graves de 9 pulgadas, cortado a 250 Hz para conseguir graves aún más potentes. También tiene una impedancia de 4 ohm, una sensibilidad de 88 dB pero su respuesta en frecuencia es algo mejor comenzando en 40 Hz y terminando en 30 KHz.

Por último tenemos al hermano mayor de la familia, el Olympica III, es el modelo superior de la gama, que es básicamente un Olympica II con un segundo driver para graves también de 9 pulgadas, que le permiten mejorar ligeramente la respuesta en frecuencia (ahora será de 35 Hz a 30 KHz), así como la eficiencia (90 dB) y también la potencia máxima soportada, ya que ahora se reparte con ese segundo driver.

Volver